lunes, 18 de noviembre de 2013

Quiero ser Community Manager



Sin duda estamos ante un muy buen libro en una materia tan mencionada en las últimas fechas como es el rol del Community Manager. Un concepto usado hasta la saciedad –en muchas ocasiones desde un tono casi despectivo- y que muchas veces ese exceso de uso ha sido directamente proporcional con el desconocimiento de la labor exacta de dicha figura, hasta el punto de proliferar cursos impartidos por profesionales de amplia experiencia en la profesión con la incompatibilidad temporal que eso supone ya que estamos ante una figura de reciente creación.

Estamos ante una nueva realidad, una realidad más abierta, conversacional, social… de permanente contacto entre personas y, derivado al mundo empresarial, entre empresas-clientes. Una nueva realidad que, desde el punto de vista empresarial, no se debe dejar de lado ni mirar para otro lado. Verbos como escuchar, monitorizar  o conversar forman parte del nuevo día a día.

La aparición de las redes sociales en Internet ha traído consigo un cambio de paradigma y fruto de ello hay que saber adaptarse a las nuevas circunstancias y formar nuevos profesionales, como es el caso que aquí traemos del Community Manager. Bajo la coordinación de Chema Martínez-Priego, “Quiero ser Community Manager” analiza esta nueva profesión desde un punto de vista muy amplio: Desde el concepto comentado anteriormente de empresas abiertas, la nueva cultura 2.0, las estrategias a seguir en medios sociales, herramientas del día a día del Community Manager, la organización del community management dentro de la estructura empresarial, los contenidos a aportar, el día  a día… Un amplio abanico de contenidos aportado de forma independiente cada uno de ellos por profesionales experimentados y que le ofrece un plus de diversidad interesante.

Posiblemente, para una PYME que tenga que destinar recursos del equipo humano –que normalmente suele estar ajustado en cuestiones numéricas… sobre todo en los tiempos que corren- para la gestión de su estrategia en medios sociales, la figurar el CM puede ser innecesaria, pero no por ello hay que ser ajeno a esta realidad actual y organizar nuestros recursos para, en la medida de lo posible, llevar a cabo de una labor de monitorización y escucha.

El libro finaliza con ejemplos reales de la labor del Community Manager en empresas como Telepizza, Gallina Blanca, Acciona o Correos. Esta claro que estamos hablando de grandes empresas donde la estructura jerárquica de las mismas y la organización empresarial permiten definir puestos específicos con labores concretas dentro de la gestión de comunidades, pero si formas parte de una PYME los conceptos aquí definidos tienen la misma validez. Soy de la opinión de que está muy bien saber como lo hacen los demás, pero hay que quedarse con los conceptos y aplicarlos cada uno a nuestra realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario